Gracias por la confianza que
habéis depositado al confiarnos
una parte de vuestras ilusiones,
de vuestras vidas y de la familia.

Es momento de cambiar el rumbo:
la situación personal y, sobre todo,
familiar así lo requiere y se imponen
unas nuevas metas y nuevos objetivos.

A todas aquellas personas de buena
voluntad que hemos tenido la dicha de
conocer a través de nuestros perritos:

GRACIAS, de corazón.

Ya sabéis que podéis seguir en contacto
con nosotros por los canales habituales
que hemos mantenido hasta ahora para
cualquier apoyo, duda y lo que os surja.

Que esto, más que un 'adiós' sea un
¡ hasta siempre !

Con cariño,